Los mostradores de recepción juegan un papel fundamental a la hora del diseño y funcionalidad de una oficina: es el primer elemento que nos encontramos nada más atravesar la puerta de un negocio, y dice mucho del mismo. A continuación te mostramos algunas ideas y claves para orientarte a la hora de elegir mostradores de recepción para tu negocio.

Tipos de mostradores de recepción: ¿cuál elijo?

Una de las cualidades más importante que tienen y/o deberían de tener los mostradores de recepción es que visualmente sean atractivos, ya que de ello dependerán las primeras impresiones que se lleve el cliente o el público acerca de esa empresa y sus trabajadores.

Por estas mismas razones y otras más, no es una tarea fácil ni sencilla elegir un mostrador de recepción que encaje y se ajuste a cada proyecto, ya que se deben de analizar en profundizar que se cumplan bien determinadas funciones, y a partir de aquí elegir el modelo más adecuado según el tipo de negocio.

La forma de los mostradores

Los mostradores de recepción pueden llegar a adoptar múltiples formas según el fabricante y el diseñador.

Su forma, será clave a la hora de establecer un espacio agradable de trabajo, pero también lo ideal, es que cumpla la función que tenga dicho mostrador.

En algunas ocasiones, el diseño de un mostrador rectangular y recto no es del todo llamativo a nivel estético, como podría ser un modelo curvado, aunque según el desarrollo de las funciones de los trabajadores que estén detrás de él, será el más práctico o no.

El número de trabajadores que vayan a usarlo

Una de las principales cualidades que debe de tener un mostrador es que se adapte a la perfección al número de personas que vayan a utilizarlo, tanto en puestos fijos como en los temporales, ya que conocer este dato te ayudará a crear un espacio funcional y cómodo para todos en el puesto de trabajo.

La función que vayan a tener

Cada mostrador de recepción puede llegar a tener diferentes funciones dentro de cada empresa.

En algunos casos se puede llegar a tratar solo de un lugar donde se recibe a los clientes para informarles de los servicios, o puede también que tengan la necesidad de rellenar algún tipo de informe o escrito, ya que en este caso, tener un pequeño espacio para que el público pueda apoyarse y rellenar un impreso jugaría un papel muy importante de cara a la imagen de la empresa.

En otros casos, en el mostrador de recepción se combinan tareas como recoger las llamadas de teléfono y funciones administrativas.

En cualquier caso se debe de tener en consideración todos estos puntos mencionados a la horade elegir un elemento u otro que se adapte a cada uno de los trabajos y tenga un espacio suficiente para  cada uno de los objetos que se vayan a emplear y a necesitar.

El diseño de la oficina

Aquí es donde entra la parte estética de todo esto, que juega un gran papel a la hora de diseñar el espacio, así que todo lo anterior debe conjugarse de forma que se acabe creado un ambiente agradable y que acabe encajando en la filosofía de la empresa para así poder llegar a transmitir al cliente y a sus empleados toda la profesionalidad posible.

 

Todos estos son datos clave a la hora de elegir mostradores de recepción según tu tipo de negocio.

Antes de decantarte por uno u otro piensa siempre que la funcionalidad y la imagen que transmiten son fundamentales.

¿Alguna vez habías tenido en cuenta todos estos factores a la hora de elegir un mostrador? Esperamos que te sean de gran ayuda; en Demoestudio somos especialistas en mobiliario para negocios.

¡Compártelo!

Contáctanos
close slider