Pasamos cerca del 40% de nuestro tiempo en el trabajo; es imprescindible buscar y crear entornos lo más agradables posible y espacios que produzcan bienestar. Hoy en Demoestudio te hablamos de la transformación de los nuevos espacios y ambientes de trabajo.

El nuevo concepto de “ambientes de trabajo” ha llegado a nuestro país para quedarse y vamos a contarte las últimas tendencias.

LOS NUEVOS ESPACIOS DE TRABAJO

Las últimas tendencias de diseño en la planificación de ambientes de trabajo se mide por las necesidades de los trabajadores y de la empresa, y ya no solo son aspectos que preocupan a consultoras y estudios de interiorismo y arquitectura.

Tanto proveedores industriales, como empresas constructoras ya forman parte indispensable de un fenómeno que está en auge y no para de evolucionar ya que, “en menos de una década ha hecho que muchas de las empresas hayan hecho el bienestar de sus trabajadores parte fundamental de su filosofía de trabajo” apunta el Director de Vía Construcción, José G. Osorio.

AMBIENTES Y ESPACIOS DE TRABAJO

FAST TRACK

La oficina a día de hoy, sigue ligada a una imagen preconcebida en nuestro subconsciente, tratando de involucrar los elementos que componen el espacio, visualizando el proyecto a otra escala, cambiando las reglas del juego por así decirlo, ya que “La tendencia de los nuevos espacios de trabajo avanza cada día más hacia un modelo fast track con entornos cada vez más dinámicos que fomentan la interactuación entre los trabajadores” afirma Eduardo Santos, CEO de SVD & Partners.

Lo que está claro es que hay que detectar las necesidades de cada cliente y ayudarle a conseguir sus objetivos entendiendo el diseño de su espacio como una herramienta de su trabajo.

Tanto es así que al igual que en la arquitectura residencial cada estancia da respuesta y solución a una necesidad distinta, hoy en día en los espacios de trabajo debe ocurrir exactamente lo mismo.

OPEN SPACE

Antes la propia arquitectura era la que definía los espacios y usos de los espacios de las oficinas de trabajo, hasta que apareció el Open Space (Espacios Abiertos).

Pero a día de hoy hay muchos más espacios involucrados, partiendo de los más tangibles como puede ser el mobiliario y la vegetación, como otros menos visibles como son la iluminación o la tecnología.

La calidad de los ambientes en los nuevos espacios de trabajo, junto con la apuesta de los “open space” debe venir acompañada de una buena gestión del ruido y la ventilación.

Pero de vez en cuando hay que romper con pequeños espacios de reunión o despachos y salas informales, que rompan esos espacios interminables de los “open space” para así hacerlos más acogedores.

EL MUEBLE, OBJETO POR HERRAMIENTA

El mueble ya no es un objeto si no una herramienta más a la hora de trabajar.

Cada vez más se hace parte esencial e integradora de los trabajadores, ya que en un espacio diáfano permite a gente socializar, colaborar e involucrarse mejor, o también por el contrario privatizar, ya que el muebles separa avientes para absorber el ruido de conversaciones o aportar puntos de encuentro, llegándose a lograr una relación más eficiente entre muebles y personas.

LA VEGETACIÓN, PARTE DEL MOBILIARIO

El incorporar naturaleza dentro de los espacios de trabajo a través de pequeños “espacios verdes” resulta fundamental a la hora de querer general un bienestar y fomentar sostenibilidad.

Es verdad que cada vez más cobra protagonismo la arquitectura corporativa, pero es fundamental a día de hoy incorporar paisajismo ya que hace los espacios exteriores lleguen a cobrar incuso más importancia que el propio edifico en algunas ocasiones.

El cómo la luz, y la vegetación entren en el interior de la zona de trabajo influyen y mucho en el confort y la motivación de los trabajadores.

No se trata de volverse loco y de crear un jardín; hablamos de huir de la “falsa biofilia” de la vegetación artificial.

vegetación como parte del mobiliario

ENTORNOS DE TRABAJO SALUDABLES

Como ya hemos dicho antes, pasamos alrededor del 40% de nuestro tiempo trabajando, y hacerlo en un lugar y ambiente cálido y acogedor y nos produzca bienestar es imprescindible a la hora de nuestro rendimiento.

Además está comprobado que más del 70% de los trabajadores valoran el que su empresa para la que trabajan sea sostenible.

EL interés por intentar crear un espacio con luz natural y óptima, con una temperatura y ventilación idóneas, y con un buen confort acústico está en aumento y es cada vez mayor.

LOS TRABAJADORES

Todos sabemos que el mayor coste para una empresa son sus trabajadores, con lo cual, invertir en ellos supondrá un beneficio a medio-largo plazo.

La forma de trabajar ha cambiado, ha evolucionado, de tal forma que las personas antes eran consideradas herramientas, y hoy en día la experiencia del empleado es parte fundamental, señala Bárbara Recio, responsable de Workplace Strategy de Savills Aguirre Newman, que destaca tres entornos, el físico, el tecnológico y el cultural.

LA COMUNICACIÓN

Pero para innovar en todo lo anterior hablado también hay que hacerlo en la comunicación, ya que como siempre se ha dicho, “lo que no se comunica, no existe”.

Cualquier cambio espacial debe venir de la mano de una transformación más profunda, ya que al final, tu espacio, tu entorno de trabajo es la principal herramienta de marketing de una empresa.

Porque la oficina ya no es únicamente un lugar al que ir a trabajar, sino parte fundamental de una estrategia empresarial.

 

Esperamos que nuestro artículo sobre nuevos espacios y ambientes de trabajo te haya sorprendido. En Demoestudio somos especialistas en diseño y equipamiento de espacios profesionales. Contacta con nosotros escribiéndonos a info@mobiliariodemoestudio.com o llamando al 916 140 868; estaremos encantados de ayudarte.

¡Compártelo!

Contáctanos
close slider